4 de mayo de 2017

Mirai Nikki: Diario del Futuro (by Nindë)


  
Hoy, me complace presentaros un anime bastante peculiar. Peculiar en el buen sentido, claro está. Más que nada, porque mantiene una de las historias más originales hasta la fecha (y eso que he visto unas cuantas). Nada más y nada menos, os hablo de Mirai Nikki (Diario del Futuro).

El anime está basado en el manga del mismo nombre, escrito e ilustrado por Sakae Esuno. Fue editado en la revista Shōnen Ace desde el 26 de enero de 2006 hasta el 27 de diciembre de 2010 y fue compilado en 14 volúmenes publicados por Kadokawa Shoten, incluyendo dos historias paralelas, Mirai Nikki: Mosaic y Mirai Nikki: Paradox.

Como dato curioso, deciros que en noviembre de 2008 el séptimo volumen del manga figuró como el vigésimo primer manga más vendido en Japón. El volumen se mantuvo en el top 30 durante esa semana, a pesar de que bajó al puesto 25.

Para poneros un poco en situación, esta historia nos presenta a nuestro protagonista masculino: Yukiteru Amano. Sobre él, me explayaré a continuación, pero os adelanto que es un estudiante de segundo año de secundaria solitario e introvertido. Este chico gasta todo su tiempo escribiendo un diario en su móvil (¿dónde quedaron los antiguos cuadernos con el candado medio roto…?) y su único amigo, supuestamente, es un producto de su imaginación: Deus Ex Machina, el Dios del Tiempo y el Espacio. Dicho esto, un buen día este dios le da al diario de Yukiteru la habilidad de ver lo que sucederá en los siguientes noventa días en el futuro, y enrola al muchacho en un torneo a muerte donde deberá luchar por su vida contra los poseedores de otros diarios similares (junto con él, suman doce en total).
 
Bien. Pues esta, es la trama principal: un juego mortal de supervivencia, donde los poseedores de los diarios deben matarse los unos a los otros hasta que solo uno quede en pie (cual película de los Inmortales, sin ir más lejos), porque de lo contrario, el mundo se acabará. Sí, se acabará. Pero ¿por qué? Pues porque Deus Ex Machina está muriendo, y necesita un sucesor que controle tanto el espacio, como el tiempo. Ahí es ná.

Tal como había dicho, me centraré por ahora en el protagonista masculino: Yukiteru. Es de los personajes principales menos carismáticos que he visto. Posee un carácter sumiso, tranquilo y, sobre todo, asustadizo. No tiene ningún plus a su favor. Ni siquiera su inteligencia es algo que destaque en él. Posee el «Diario del Observador» y su gran desventaja es que no le dice lo que le está sucediendo a sí mismo en el futuro, por lo que le hace vulnerable. No obstante, para protegerse de los demás poseedores de diarios que intentaran asesinarlo, este chico utilizara a Gasai Yuno, una chica también poseedora de un diario y que está enamorada de él.

Llegados a este punto, os hablaré de la protagonista femenina: Gasai Yuno. Bajo mi opinión, es uno de los puntos más fuertes de este anime. Esta chavala de melena rosa y mirada siniestra, es una auténtica psicópata en potencia. Cuando digo “psicópata en potencia”, estoy siendo más que considerada, teniendo en cuenta su grado de locura. ¿Recordáis, por algún casual, al conejo siniestro de la película de Donny Darko? Vale, pues esta chica es como doscientas veces peor que ese terrorífico orejudo. Cuando veáis este anime, entenderéis por qué os digo esto, creedme.

Debido a que nuestra “dulce” protagonista acosa de manera constante a Yukiteru porque está obsesivamente enamorada de él, es la poseedora del «Diario del Amor» (sin comentarios). Esto, le permite saber lo que el chico está haciendo o lo que le sucede cada diez minutos. No obstante, Yukiteru sacará partido de esto, puesto que utilizará a Yuno con el mero propósito de sobrevivir para las batallas contra otros usuarios de diario.

Y ahora, ¿qué ocurrirá? Pues os diré que la historia mezcla la intriga, el suspense, el drama y la acción. Incluiría también amor, pero, si me permitís la opinión, sería demasiado enrevesado. También advierto que pertenece al género gore y thriller psicológico. Es decir: sangre, sangre y más sangre. A esto, le sumáis cabronadas que jamás esperaríais y escenas que puedan dañar la sensibilidad del espectador, y ya tenéis un Juego de Tronos en versión anime (aunque sin ese aire medievo-novelesco). Con esto, os digo todo.

La adaptación del manga al anime, fue producida por Asread y dirigida por Naoto Hosoda, consistente en veintiséis episodios emitidos a partir del 10 de octubre de 2011. El diseño de los personajes fue hecho por Eiji Hirayama y Ruriko Watanabe, y un episodio piloto de ocho minutos fue incluido con la edición limitada del volumen once del manga, publicado el 9 de diciembre de 2010.

¿En resumen? Mucha acción, metodología de estrategias que asombran, animación muy bien realizada en las escenas de acción y, un gran punto a favor, es que comparte gran similitud con el manga. Realidad, locura, trastornos de la mente tanto en el interior como en el exterior, y más de un deseo reprimido de querer ser alguien diferente a lo que eres y no aceptas.

¿Mi nivel de recomendación?: en esta ocasión, me quedaré con un «aceptable».




Léelo también en:

15 de diciembre de 2016

Kaichō wa Maid-sama! (by Nindë)


Hoy venimos a hablaros de «Kaichō wa Maid-sama!», o más conocida como «¡La Presidenta del Consejo Estudiantil es una Maid!» en Español.

Está considerada como una de las mejores series shōjo (nos permitimos recordaros que son mangas o animes dirigidos especialmente a la audiencia femenina adolescente, y que la creadora, en este caso, es Hiro Fujiwara), puesto que sumando el conjunto del trazo del dibujo, la historia, y tanto los personajes principales como los secundarios, es un manga muy completo.

La historia que nos presentan es la de Misaki Ayuzawa, la primera chica Presidente del Consejo de Estudiantes en Seika (un instituto con apenas 20% de mujeres, ante un 80% de hombres). Nuestra protagonista (quien se toma muy en serio su cargo desde el momento en que coge las riendas), toma en sus manos el poder para hacer sentir seguras a las chicas, ganándose una muy mala fama de dictadora feminista entre los alumnos varones.

Pues bien, el intríngulis de este divertido relato, se centra en que Misaki trabaja a tiempo parcial en un Maid Caffé Latte (establecimientos donde el personal atiende a los clientes vistiendo un cosplay), hecho del cual, en un principio, se avergüenza profundamente, y que choca de entrada con el fuerte y serio carácter de la joven.

Desafortunadamente, Usui Takumi, nuestro protagonista varón de esta tragedia griega, y el chico más popular del colegio (no solo entre las chicas, sino también entre los chicos), se interesa en ella tras verla vestida, por casualidades del destino, con su uniforme de maid.

Contra todo pronóstico (ya, claro…) acepta guardarle el secreto, lo que desembocará en una multitud de situaciones extremadamente cómicas y di- vertidas entre los dos, y entre todos los que rodean a nuestra pareja de protagonistas.

Uno de los puntos básicos que nos ha llamado la atención en esta ocasión, es que el romance está muy bien balanceado, puesto que los protagonistas se complementan a las mil maravillas (si, parezco el genio de la lámpara). 

Por un lado, tenemos a Usui. Su fuerza a nivel protagónico es uno de los puntos más fuertes de esta historia. Eso, sumado a su personalidad misteriosa, pasota, e incluso un tanto retorcida, junto a su talento innato para realizar a la perfección cualquier tarea, lo convierte en el personaje por excelencia. 

No obstante, respecto a esto debemos reconocer que Usui es demasiado perfecto. Rubio, alto, fuerte, buena persona, sabe cocinar… Venga, vale. Reconozcamos que Disney ha causado un daño irreparable idealizando al príncipe azul de cuento que todas deseamos encontrar, pero esto es demasiado, creednos. Habiendo puntualizado esto, coincidimos en que el personaje resulta muy interesante, fresco y gracioso; y aunque parezca despreocupado, en realidad presta una indudable atención a to- do lo que ocurre, especialmente alrededor de Misaki.

El segundo punto a destacar es la propia Misaki. Por un lado, tenemos su faceta de «presi demoníaca», a causa de ser extremadamente exigente y tener una actitud agresiva hacia los chicos. Sin embargo, el trasfondo de su comportamiento radica en el abandono de su padre, quien acumuló una enorme deuda y, tras desaparecer un día, dicha deuda se le adjudicó a su familia. Por el otro lado, Misaki ha demostrado tener un gran corazón, y los que la conocen ven que en realidad es muy justa y que está dispuesta a ayudar a cualquiera que lo necesite, predominando en todo momento tanto su carisma, como su trabajo duro, puesto que nunca tira la toalla.

¿Otro punto a favor de este shōjo? Los personajes secundarios. No resultan ni aburridos, ni pesados, y sobre todo, ni destacan ni desaparecen demasiado, por lo que se les ha tratado con justicia a lo largo de toda la historia. 

Respecto a la animación, los escenarios o los fondos no destacan demasiado, pero en cuanto a los personajes, el asunto es completamente distinto. Vivos colores, trazados estupendos y un muy buen dibujo.

De la banda sonora, diremos que se armoniza muy bien con las escenas, con ritmos muy alegres en las escenas graciosas y melodías tristes para las situaciones dramáticas. El opening viene de la mano de la cantante Saaya Mizuno («My secret»), y los dos endings («Yōkan» y «Mugen Loop») de la de Heidi. 

Ahora pasamos a la trama argumental. Muy buen comienzo, muy buena caracterización de cada uno de los personajes, y un nudo muy bien presentado. Pero… ¿y el final? Pues os lo diremos: apresurado y mal contado. Directo y sin anestesia. ¿Porqué, preguntareis? Pues porque los 26 episodios de esta serie abarcan los dos primeros cuartos del manga, que tiene 85 tomos más especiales. ¿Qué significa? Pues significa que el anime no abarca ni la mitad de lo que nos cuenta el manga. Y no, no habrá una segunda temporada. Lo que conlleva esto es que si queréis saber el final de esta historia, os vais a tener que leer el manga si, o si (cosa que tampoco nos parece justa). Por lo tanto, esto resta puntos a esta historia tan particular, ya que nos encontramos en la tesitura de tener que exponer tanto lo bueno, como lo malo. 

Ya os conté algo parecido en una de mis reseñas anteriores (Full Metal Alchemist: Brotherhood), y es que una mala adaptación, puede cargarse un anime en su totalidad (sino, que se lo pregunten a los que hicieron la masacre de adaptación del manga al anime de Tsubasa: Reservoir Chronicle).

Para finalizar, os contaremos que se han publicado 18 tomos recopilatorios a través de la editora Hana to Yume Comics. De abril a septiembre del 2010 se transmitió la adaptación al anime que constó de 26 capítulos y una OVA (el anime fue emitido en TBS y BSTBS durante la temporada de primavera de 2010 y producido por J.C. Staff). Actualmente, el manga es publicado en México por el apartado Panini Manga de Editorial Panini y en España se encuentra en publicación por Editorial Ivrea.

¿Un breve resumen? Vale, vosotros ganáis: altamente recomendable.


 Léelo también en:

10 de diciembre de 2016

Entrevista a Kim y Antonio Altarriba (by El Entrecott)


En el pasado Expocomic (también llamado Heroes ComicCon) nuestros amigos de Koukyou Zen tuvieron el privilegio de entrevistar a los autores de El Arte de Volar y El Ala Rota.

El guionista Antonio Altarriba y el dibujante Kim fueron premiados en esta edición. Su colaboración empezó en 2006, con la citada El Arte de Volar, cerrando el díptico con El Ala Rota. Ya obtuvieron el Premio Nacional de Cómic en 2010 y siguen reivindicando el papel de la mujer en la época franquista.

Sepamos algo más de ellos:


En vuestra primera colaboración juntos “El arte volar“ abordáis una historia de temática completamente adulta y autobiográfica al tratarse de la vida del padre de Antonio. En el caso que nos ocupa es la de tu madre ¿Qué supuso para ti poder darle vida a este proyecto?

El proyecto en conjunto se va haciendo sobre la marcha,son los acontecimientos los que me van llevando a la escritura ,”El Arte de volar“ tiene como punto de partida y detonante el suicidio de mi padre.Es un libro que está hecho desde la reivindicación de su figura y el intento de recuperar una generación de españoles que tuvieron una vida difícil. Es un libro de duelo, casi de terapia.

Este segundo, “El Ala Rota“ es consecuencia del primero, yo nunca pensé que iba a escribir la historia de mi padre y mucho menos de mi madre, pero a la vista de como había quedado el personaje de mi madre,que quedaba muy desdibujado. Quería contar que esta mujer tenia también una gran historia detrás. He descubierto muchas mas cosas que desconocía acerca de ella y me ha servido para dar forma y perspectiva sobre una generación de mujeres que están muy olvidadas, que vivieron unas circunstancias muy duras, sometidas por los hombres, sin derecho a nada. Creo que al final las dos historias arrojan una perspectiva muy completa de lo que ha sido la historia de España en esos años.


En el Ala Rota vemos el retrato de una generación de mujeres encarnadas en Petra, verdaderas heroínas pese a todas las adversidades que la toca vivir... ¿crees que el papel de la mujer sigue demasiado estigmatizado en el cómic hoy en día? 

La de mi madre, ella nace en 1918 es una generación un poco olvidada, está justo antes de las que empiezan reivindicar el feminismo en los 60, quizás por que las hayamos visto como mujeres convencionales, de ideas mas conservadoras no hemos sabido ver bien en que circunstancias tan difíciles tuvieron que vivir y porque se aferraban con tanta fuerza a ciertas creencias. Estas mujeres estaban tan desamparadas... no tenían ni social ni políticamente nada a lo que acogerse. La religión las ofrecía un consuela, una figura maternal, las daba de alguna forma una vía para ser. Son mujeres a las que les toca vivir los tiempos mas complicados de la historia moderna con una guerra y la post-guerra, eran las que en definitiva hacían funcionar la vida.


Como relatas en el epílogo, Antonio... has tenido que rellenar muchos huecos en la historia de tu madre porque ella era reservada para sus cosas.

Esta una característica de las mujeres de esta generación,habían asumido su papel, no tenían ningún papel ni ningún relato que contar, cuando mi madre contaba algo lo hacia sin darle ninguna importancia, dejándolo caer como quien no quiere la cosa. A medida que ella iba esbozando estás migajas de historia me iba dando cuenta de que no eran cosas insignificantes. Mi madre me puso sobre la pista del general Juan Bautista Sánchez González, una persona de la que hablaba muy bien mi madre pero que solía decir “que no quería mucho a Franco”, era algo raro así como las circunstancias que rodearon a su muerte, me llevó, si, bastante investigación.

Hablé con un primo mio para poder completar ciertos huecos… los años que mi madre pasa sola al cuidado de su padre (mi abuelo), con la anécdota de como ella le libra de los falangistas que entran en la casa dispuestos a matarle. He tenido que recrear como era esa intimidad entre un hombre enfermo ya mayor, con ese temperamento tan brutal en algunos casos y una chica muy joven,casi una niña, es lo que yo cito en el prólogo como “reconstrucciones verosímiles”.


El Ala Rota tiene un ritmo muy cinematográfico, ¿Qué os parecería que se adaptara bien como una serie de TV o para un largometraje?

Bueno, hemos tenido ya alguna oferta y hay una que está en pie... a expensas de que se confirme se está trabajando en el guión,seria una mini-serie que combine los dos libros, pero veremos a ver que va pasando, por mi parte yo encantando.


Antonio, tu también eres novelista ¿Cuál dirías que es la principal diferencia para ti a la hora de abordar la preparación de una novela de un guion para una novela gráfica?

Sobretodo desde el punto de vista del control, cuando llevas a cabo una novela no tiene mucha importancia desde que punto de vista lo estás contando, planteas que un personaje está hablando con otro, vemos la conversación y colocas al lector en un no-lugar. El cómic te obliga a adoptar una perspectiva, un punto de vista espacial muy concreto, lo que te permite jugar con muchos resortes, en ese juego de planificación puedes hacer pasar los sentimientos de los personajes. Hay otras muchas, pero esa es para mi la principal diferencia


Kim, eres conocido fundamentalmente por tu obra de humor en la revista “El Jueves“ donde tus historietas de “Martínez el Facha“ se han mantenido desde 1977 ¿Cómo afrontas el cambio hacia un enfoque tan distinto de lo que habían sido tus cómics hasta fechas recientes?

Para mi fue una sorpresa que me llamara el (Antonio), casi no nos conocíamos, el me explicó que estaba escribiendo la historia de su padre, a mi me sorprendió ,me dijo que que quería que yo la dibujara. Yo le explique que hacia muchos años que no dibujada nada de corte dramático o serio. Me alegró que se acordara de mi y me viera con otros ojos. Cuando vi el guión me asusté un poco, entonces me di cuenta de donde me había metido.


Tanto Kim como tu procedéis de entornos donde la historieta fue perseguida duramente por la censura. Crees que algún modo eso os ha llevado a hablar de todos aquellos temas que se consideran tabú? Y... ¿crees que sigue habiendo temas de los que la gente no quiere ni oír hablar?

(Kim) Bueno, nuestra generación quizás sin darnos cuenta nos auto censuramos, nosotros en el Jueves tuvimos varios juicios,principalmente por temas relacionados con la iglesia, en uno de ellos al final el juez nos dijo a los dibujantes que nos quedáramos, y que nos acercáramos al estrado, allí nos pidió que le hiciéramos unos dibujos (risas).


El Víbora echa el cierra en el año 2002, el Jueves aun sigue en los kioskos... pero, ¿echáis en falta mas publicaciones colectivas al estilo del el Cairo, Totem o Zona 84?

Antonio: Hubo una época en que el álbum lo era todo, tu publicabas en revistas siempre historias cortas, no mas de ocho páginas. Lo que pasaba es que el lector se veía obligado si te gustaba algún autor en concreto a cargar con todo el paquete, el hecho de que hayamos ido hacia un formato mas enfocado en el libro habla también de una cierta evolución, de una progresión del mercado. Yo creo que aquel tiempo no volverá. Yo creo que es un formato muy atractivo.

Kim: Yo creo que actualmente no hay ningún arte que este evolucionando tanto como lo hace el cómic.


¿Tenéis planes para un futuro inmediato?

Kim: He empezado una novela gráfica sobre una experiencia que tuve cuando fui a Alemania a trabajar en el año 1960. Es una historia que tenia aparcada, no me había acordado mucho de ella,de hecho ningún amigo mio sabia que yo había estado en Alemania. Hablando con una persona me sugirió que lo hiciera, me dijo que no había nada parecido en el mercado, solo la película “Vente a Alemania Pepe” y poco mas, ni siquiera una novela. Es una cosa en la que trabajo a ratos, un poco como terapia porque ahora tengo mucho tiempo.


Muchas gracias a los dos por todo maestros, ha sido un verdadero placer.